Acuerdos

República Dominicana firma acuerdo con el Banco Mundial para frenar las emisiones de carbono y reducir la deforestación

El acuerdo de US$25 millones apoya la reducción de emisiones en todos los bosques y territorios del país ricos en biodiversidad.

Santo Domingo. – Los ministerios de Hacienda y Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana firmaron un acuerdo histórico con el Fondo cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) del Banco Mundial, que le permitirá al país recibir pagos de hasta US$25 millones por las reducciones verificables de gases efecto invernadero provenientes del carbono de los bosques desde ahora hasta 2025, a través del programa de reducción de emisiones del país.

“Este acuerdo es un logro país, motivo de celebración y avance en la lucha contra los desafíos del cambio climático y constituye el resultado de cuatro años de preparación del Programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques (PREDD+RD) que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con el involucramiento directo del Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo (MEPyD)”, indicó la viceministra de Cooperación Internacional del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Milagros De Camps.

El Programa de Reducción de Emisiones de la República Dominicana es una iniciativa nacional enfocada en reducir las emisiones forestales por deforestación y degradación forestal en los 4.8 millones de hectáreas de biodiversidad y tierras ricas en bosques del país, para mejorar los medios de vida locales y proteger los ecosistemas naturales. Con este Acuerdo de Pago Por Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (ERPA, por sus siglas en inglés) en vigor, se espera que la República Dominicana reduzca cinco millones de toneladas de emisiones de carbono relacionadas con los bosques.

“La República Dominicana tiene una larga y rica historia en la protección de sus recursos naturales, habiendo dedicado esfuerzos significativos a la conservación y el desarrollo de sus bosques”, dijo Alexandria Valerio, representante del Banco Mundial para la República Dominicana. “Este acuerdo es una prueba más del compromiso continuo del país con la ordenación forestal sostenible y el desarrollo económico”,  expresó Valerio de acuerdo a un comunicado del Banco Mundial.

El programa de Reducción de Emisiones del país trabajará con el gobierno y la sociedad civil para fortalecer las iniciativas agroforestales sostenibles que tienen como objetivo frenar la expansión agrícola en áreas forestales. El programa también tiene como objetivo promover una gestión global y más sostenible de los recursos naturales que pueda contribuir al crecimiento de las pequeñas y medianas empresas forestales y la conservación de los bosques.

República Dominicana es el tercer país de América Latina y el Caribe (después de Chile y Costa Rica) y el decimocuarto a nivel mundial en alcanzar un acuerdo tan importante con el FCPF, que juntos han desbloqueado casi US$670 millones en financiamiento basado en resultados. Los ERPA son instrumentos innovadores que incentivan la gestión sostenible de la tierra a escala y ayudan a conectar a los países con otras fuentes de financiación climática. Los recursos del FCPF brindan nuevas oportunidades para conservar y regenerar los paisajes forestales y la biodiversidad al mismo tiempo que apoyan el crecimiento económico sostenible, que es fundamental para el desarrollo de la República Dominicana en el futuro.

El Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) del Banco Mundial es una alianza mundial de gobiernos, empresas, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones de pueblos indígenas que se centra en la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal, la conservación de las reservas de carbono forestal, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas de carbono forestal en los países en desarrollo, actividades que comúnmente se denominan REDD+. Se puso en marcha en 2008 y ha trabajado con 47 países en desarrollo de África, Asia y América Latina y el Caribe, junto con 17 donantes que han realizado contribuciones y compromisos por un total de US$1300 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *